Oscars 2018

LA GALA

LOS PREMIOS

Noche mexicana en una velada previsible. Una gala de 90 aniversario con los Oscar muy repartidos y con el triunfo de La forma del agua, de Guillermo del Toro, que se llevó cuatro galardones (película, director, banda sonora y diseño de producción). Si a ello le sumamos que Coco fue la mejor película animada y canción, coincidiremos en que fue todo lo que Trump no desearía.

Tres anuncios en las afueras obtuvo el premio a la mejor actriz (Frances McDormand) y secundario (Sam Rockwell), mientras que El instante más oscuro se llevó el de mejor actor (Gary Oldman) y maquillaje / peluquería.

Dunkerque (montaje, mezcla y montaje de sonido) y Blade Runner 2049 (fotografía y efectos especiales) monopolizaron los premios técnicos.

Otras películas que aspiraban a más se llevaron uno de consolación: Yo, Tonya (actriz secundaria –Allison Janney-), Call me by your name (guión adaptado para el veterano James Ivory), Déjame salir (guión original) y El hilo invisible (el más obvio, el de vestuario).

La chilena (aunque con una pequeña participación española) Una mujer fantástica fue la mejor película extranjera.

LA CEREMONIA

En términos generales fue una ceremonia correcta, reivindicativa, elegante y con chistes moderados de Jimmy Kimmel, sin pasarse ni por mucho ni por poco.

El chiste de la noche: “Este es el año en que los hombres la cagaron tanto que las mujeres empezaron a salir con anfibios” (en referencia a La forma del agua).

El segundo mejor chiste. Kimmel recordó la primera gala de los Oscar en la que, rememoró que se habían entregado dos premios a la mejor película (“como el año pasado”, bromeó).

Otro gag memorable fue el de ofrecer una moto náutica (valorada en 18.000 dólares) al que hiciera el discurso más corto. Ganó el diseñador de vestuario de El hilo invisible, aunque seguro que le hubiera encantado a Guillermo del Toro.

El momentazo: si el año pasado llevaron a unos turistas por sorpresa a la ceremonia, esta vez unas cuantas estrellas se colaron por sorpresa en un cine cercano para regocijo de los espectadores.

Las reapariciones: fue maravillosa la presencia de Eva Marie Saint (Con la muerte en los talones) que recordó que era mayor que los Oscar. Sobre esa edad también estaba la mítica Rita Moreno (West side story) y, pese a los años, ambas estaban fantásticas.

Los presentadores más populares: Mark Hamill, Jason Isaac, Kelly Marie Tran y BB8 entregaron el premio al mejor corto y Hamill bromeó “No digas La La Land”.

Las más divertidas: las deslenguadas Maya Rudolph (La boda de mi mejor amiga) y Tiffany Haddish (Juerga de mamis) protagonizaron el diálogo más políticamente incorrecto y pasado de vueltas.

La anécdota: antes de los premios de interpretación se ofrecía un montaje donde aparecían algunos actores y actrices (principales y secundarios) ganadores del premio y sorprendía recordar que algunos de los más grandes se llevaron únicamente el de reparto. Por cierto, en ellos aparecieron tanto Javier Bardem como Penélope Cruz. Bardem también apareció en otro montaje sobre 90 años de éxitos en una escena de Biutiful.

El decorado era cambiante, pero por lo general muy recargado. Sí, como comentaron en la transmisión parecía en algunos momentos La bella y la bestia.

Se recuperó la tradición de interpretar las canciones nominadas cuyos momentos más álgidos fueron las interpretaciones de Recuérdame (Coco) y This is me (El gran showman).

La reivindicación: el momento más reivindicativo fue la aparición de la recuperada Annabella Sciorra (La mano que mece la cuna, Jungle fever) junto a Ashley Judd y Salma Hayek para defender la campaña por la igualdad femenina Time’s up.

Lo más gratuito: el montaje sobre las películas de guerra, que no venía a cuento mas que como homenaje a Dunkerque.

Los mejores discursos: el de Guillermo del Toro que reconoció que es un inmigrante y que la industria no puede poner líneas para separar a los artistas y el de Frances McDormand que reivindicó que los productores no les hablen en las fiestas sino en los despachos e hizo que todas las mujeres nominadas este año se pusieran en pie.

La ausencia más significativa. Al estar acusado de acoso, no era conveniente la presencia de Casey Affleck (ganador del año pasado) rompiendo así la tradición de que el mejor actor del año anterior da el premio a la mejor actriz. De hecho la mayor parte de premios, sobre todo los importantes fueron entregados por mujeres.

La revancha: Warren Beatty y Faye Dunaway entregaron el premio a la mejor película para rehacerse tras el error del año pasado. Del Toro no abrió la boca hasta que no comprobó que la tarjeta mencionaba a su película.

 

LA ALFOMBRA ROJA

A diferencia de los Globos de Oro, el negro no era imprescindible, por lo que hubo la variedad habitual.

En general predominó la elegancia: Salma Hayek, algo recargada con un vestido lila con brillantes.

salmahayek

Destacó el exceso de botox de la que fuera guapísima Ashley Judd (El coleccionista de amantes), sobre todo en contraste con su compañera Mira Sorvino (Poderosa Afrodita), que hablaron de la campaña MeToo.

ashleyjudd

Nicole Kidman está mucho mejor desde que ya no se mete botox y su vestido era azul, tan original como estrambótico. Eso sí, era muy útil para descansar los brazos.

nicole-kidman

Emily Blunt (El diablo viste de Prada) tampoco estaba para muchas alegrías. Su modelo algo infantil no sé si homenajeaba a la Judy Garland del Mago de Oz o a la Clara de Heidi.emilyblunt

A Frances McDormand, el look despeinado y el vestido de antigualla no la favorecían, pero es que ella tampoco busca el glamur.

Sandra Bullock y Jennifer Lawrence, de dorado, parecían estar postulándose para hacer el próximo anuncio de la burbuja Freixenet.

bullockjenniferlawrence

Superelegante Jennifer Garner con un favorecedor vestido largo azul.

jgarner

Una novedad de la alfombra de este año: a alguno de los nominados (como Guillermo del Toro o Timothée Chalamet) se les pasaron videos de sus amigos esperando la ceremonia.

La multinominada Meryl Streep, como siempre, excelente con un vestido rojo.

meryl

Sally Hawkins, pobrecita, tampoco es la reina de la elegancia… lo intenta, pero no llega.

sallyhawkins

Lo peor: la compositora St. Vincent (con vestido negro incomprensible) Whoopie Goldberg (azul con floripondios), Paz Vega (blanco con rosas ¿qué pintaba allí?)

st vincentwhoopipazvega

 

____________________________________________________________________________________________

 

PREDICCIÓN OSCAR 2018

Este año los premios estarán muy repartidos. Ninguna de las candidatas superará los cuatro Oscar.

 

El duelo en las principales categorías estará centrado entre 3 anuncios en las afueras y La forma del agua. La primera se llevará el premio a la mejor actriz (Frances McDormand) y al mejor secundario (Sam Rockwell) y es favorita también para ser la mejor película y guión original donde su gran rival es Déjame salir.

El filme de Guillermo del Toro se alzará con el de mejor director, banda sonora y diseño de producción y tiene opciones de ser la mejor película.

 

El instante más oscuro coronará a Gary Oldman como mejor actor y obtendrá también el premio al maquillaje.

 

Las principales categorías técnicas se repartirán entre Dunkerque y Blade Runner 2049 y se llevarán dos o tres Oscar cada una.

 

La actriz secundaria será Allison Jenney (Yo, Tonya).

 

Coco se llevará el premio a la mejor película de animación y podría llevarse la mejor canción (Recuérdame). Su única rival es This is me de El gran showman.

 

Dos películas con muchas nominaciones tendrán su premio de consolación: el veterano James Ivory obtendrá el Oscar al mejor guion por Call me by your name, mientras que El hilo invisible se llevará el de vestuario.

 

El caso más especial es el de Lady Bird que, junto a Los archivos del Pentágono, apunta a ser la gran derrotada e irse de vacío aunque la película de Greta Gerwig, la única dirigida por una mujer, podría dar la gran sorpresa y, en plena campaña del MeToo, dar la vuelta a los pronósticos.

 

La hispano-chilena Una mujer fantástica es la principal candidata para el Oscar a la mejor película extranjera, en dura pugna con la sueca The Square.

Anuncios