Oscars 2017

 

oscars_300x250

LOS PREMIOS

-Antes de entrar en el palmarés resumamos lo que ocurrió en los últimos minutos. Faye Dunaway y Warren Beatty presentaron el premio a la mejor película para celebrar los 50 años de Bonnie and Clyde. A la hora de leer el título de la película ganadora proclamaron a La La Land. Los productores del filme subieron y empezaron con los agradecimientos entre lágrimas y , cuando ya estaban acabando, empezaron a aparecer unos extraños tipos que aseguraron que la ganadora era Moonlight, y que no era broma. Beatty se justificó diciendo que la tarjeta decía Emma Stone por La La Land, que no había intentado hacer una gracia. Un final insólito, con un suspense digno de Hitchcock y un sabor entre la comedia y el drama como en una película de Billy Wilder, que dejó en shock a unos y otros. Si alguien se quiso ahorrar los últimos agradecimientos se habrá enterado esta mañana que todo acabó de otra manera.

-Sorprendentemente, el drama Moonlight consiguió el triunfo en una noche con un final increíble llevándose los premios a la mejor película, actor secundario –Mahershala Ali– y guión adaptado.

La La Land fue la ganadora en número de premios, 6, (director, actriz –Emma Stone-, canción, banda sonora, fotografía y dirección de producción) pero mucho menos de lo esperado.

Manchester frente al mar obtuvo el de mejor actor –Casey Affleck– y guion original.

-La mejor actriz secundaria fue Viola Davis por Fences.

Zootrópolis fue el mejor filme animado, El libro de la selva se llevó los mejores efectos mientras que La llegada, Escuadrón suicida, Animales fantásticos se llevaron uno cada de uno de tipo técnico y Hasta el último hombre.

-La iraní El viajante fue la mejor película extranjera, Piper el corto animado (la vimos antes de la proyección de Buscando a Dory) y el corto español Timecode no consiguió premio.

-Noche de sorpresas. La mayor, lógicamente, el surrealista final que cambió todo el guion previsible y concedió una victoria más que in extremis a Moonlight. La La Land era la gran favorita pero perdió por el camino muchos Oscar técnicos que tenía prácticamente ganados y el final de este año pasará a la historia.

-Intento entender lo ocurrido y creo que todo empezó el año pasado. La campaña So White se ha traducido en un claro So Black que acabó permitiendo que algunas películas más bien justitas estuvieran hasta nominadas (y no lo digo por Moonlight). También hay que enmarcarlo en el actual contexto norteamericano… ¿es culpa de Trump? Pues quizás también porque era mucho más útil mostrar su indignación al nuevo presidente votando una peli sobre un afroamericano homosexual (dos de sus colectivos favoritos) que una sobre el amor, la música y el cine. Lo que pasa es que, tras ese esperpéntico desenlace, el pelirrojo que manda en el mundo puede pitorrearse hasta cansarse de Hollywood que, desde hoy, seguro que tiene a una persona más en el paro (el responsable, quien fuera, del desaguisado). Y a los fans de Moonlight, mis felicidades más sinceras pero también les advierto que, a partir de este momento se van a hartar de acumular a los haters y a los “noesparatanto”  y nos dejarán a los La La Landers en paz.

 

LA CEREMONIA

-Fue elegante y sobria. Jimmy Kimmel estuvo acertado con sus breves intervenciones y con algunos momentos espléndidos.

-Arrancó con Justin TImberlake animando a la platea con un número que incluía su canción nominada e hizo bailar a toda la platea, Javier Bardem incluído.

-Las referencias a Trump, como ya se esperaba, fueron continuas aunque en pocos momentos se le citó por su nombre pero sí hubo continuas referencias. La presidenta de la Academia dijo que el arte no tenía fronteras ni idiomas. Gael García Bernal, mexicano se declaró en contra de cualquier muro. El director iraní Asgar Faradhi, que no asistió a la gala en solidaridad con sus compatriotas envió un mensaje en el que decía “respeto a mi país y me parece una falta de respeto que no se nos deje entrar en Estados Unidos y pidió la empatía de la gente contra estas medidas”. Uno de los artífices de Zootrópolis aseguró que con su filme querían mostrar que “la tolerancia es más potente que el miedo al otro”.

-En su monólogo inicial bromeó con los actores y, en especial, con Meryl Streep diciendo que si era una actriz sobrevalorada con interpretaciones cada vez más mediocres en clara referencia a las palabras de Trump. También, a mitad de ceremonia, le envió un tweet a Trump preguntándole si estaba durmiendo porque aún no se había pronunciado. Otro golpe muy divertido fue cuando un técnico sueco recogió un Oscar y le dijo que lamentaba el suceso ocurrido en su país recientemente.

-El gag recurrente durante toda la ceremonia fue su pretendida enemistad con Matt Damon, algo que solo entendieron los americanos… Y la frase más brillante: “Gracias al cine ahora sabemos que un blanco salva el jazz (La La Land) y los afroamericanos, la NASA (Figuras ocultas).

-El momento más original de la ceremonia fue la aparición por sorpresa de un autocar de turistas que no sabían que iban a estar en la gala. Tuvo escenas delirantes como Denzel Washington casando a una pareja o las caras de los turistas sorprendidos. La mayoría de ellos en vez de disfrutar de la ocasión se pasaron el rato con el móvil y haciéndose selfies. El propio Kimmel les advirtió que no les hacía falta ya que estaban en directo por televisión, pero no le hicieron caso.

Javier Bardem salió a presentar un premio con Meryl Streep, casi nada… ¿Quién se lo iba a decir a él hace unos cuantos años…

-Los detalles más emotivos fueron la aparición de Michael J. Fox y el Delorean de Regreso al futuro, la aparición de Shirley MacLaine o la reunión de su hermano, Warren Beatty con Faye Dunaway o el In Memoriam habitual coronado con la imagen final de Carrie Fisher. Nunca en ninguna gala reciente se habían producido tantas ovaciones en pie.

-El mejor discurso (no político) fue el de Emma Stone que reconoció que, pese al premio “todavía tengo mucho por delante y mucho que aprender”.

LA ALFOMBRA ROJA

-El blanco fue el tono predominante con actrices como Isabelle Huppert, Felicity Jones y brielarsonel negro con una elegantísima Brie Larson, Kirsten Dunst (pese a su cara de acabarse de levantar).kirsten

 

 

 

 

 

 

charlize

-Como siempre brilló Charlize Theron, arriesgó Scarlett Johansson con un rosa vaporoso, Meryl Strep fue de azul con el pelo suelto y la que más se la jugó fue la actriz y cantante Janelle Monae con una falda amplia y un vestido negro con transparencias algo estrambótico.

scarlett

 

 

 

 

 

 

 

estoneEmma Stone debía haber lucido con algún color llamativo, como en la peli, pero optó por uno dorado con una falda que recordaba al charleston. Viola Davis fue de rojo y no se parecía en nada a su personaje en la película. El escote vertiginoso de la noche lo lució la olvidada Amy Adams.

violadavis

 

 

 

 

 

 

 

-Lo peor: la falda de Octavia Spencer, repleta de plumas y fea antes decir basta; el vestido de burbhalleberryuja Freixenet de Jessica Biel, el peinado de afro de Halle Berry pero sobre todo, la mujer del cantante Pharrell Williams (pocas veces se vio algo tan espantoso).pharrellysenoraoctavia

 

 

 

 

 

 

 

-Entre ellos, destacar que Denzel Washington ya no es el hombre sexy de antaño, aunque su esposa iba peor peinada como una alcachofa. Destacar también la cara de cabreo del actor cudenzelysraando le ganó Casey Affleck que parecía un vagabundo tipo Joaquin Phoenix (es por su look para su próxima película) y Dev Patel confirmó que no sabe lo que es un peine.

 

 

 

 

 

-Los protagonistas (in)voluntarios: detrás del set de entrevistas había un grupo de militares superuniformados que se pasaron toda la alfombra roja haciéndose selfies, saludando a cámara y haciendo el tonto para acabar con la paciencia de los espectadores.

PORRA OSCARS 2017

La gran ganadora de esta edición será La La Land (La ciudad de las estrellas) que obtendrá entre 10 y 11 estatuillas, entre ellas, las de mejor película, director y actriz. Existe la posibilidad de que los La La Landers marquen todas sus casillas. Si fuera así batiría el récord y se llevaría los 13, pero resulta algo difícil. La clave radica en el premio al mejor actor. Si gana Ryan Gosling, habrá pleno.

 

Ninguna otra película conseguirá más de 2 Oscar.

 

La subcampeona será Moonlight que se llevará dos premios (actor secundario –Mahershala Ali– y guion adaptado).

 

Fences obtendrá el de mejor secundaria –Viola Davis-.

 

El premio más disputado es el de mejor actor. El favorito es Casey Affleck por Manchester frente al mar, pero también tiene opciones Denzel Washington (Fences).

 

Zootrópolis será la mejor película animada y El libro de la selva, se llevará los mejores efectos especiales.

 

La gran perdedora será La llegada que, pese a sus 8 nominaciones, se quedará en blanco y Lion, con 6 candidaturas, también se irá de vacío.

 

El corto español nominado, Timecode, tiene muchas opciones de victoria. Su gran rival es el francés Enemigos interiores.