REGRESA EL CEPA

regresa_el_cepa-cartel-8918

***

El realizador madrileño Víctor Matellano, especialista en películas de terror como Parada en el infierno o Vampyres, firma este documental sobre el caso de la película El crimen de Cuenca.

El actor Guillermo Montesinos regresa al pueblo donde rodó El crimen de Cuenca, el polémico filme de Pilar Miró y allí se reencuentra con otros actores y vecinos que participaron en la filmación. A partir de esta anécdota se repasa lo ocurrido y el largo proceso que vivieron hasta que se pudo estrenar.

La historia, para quien no la recuerde, cuenta las penurias que sufrieron dos campesinos que fueron acusados de asesinar a un vecino, El Cepa (Guillermo Montesinos). Fueron encarcelados preventivamente y torturados hasta que confesaron el crimen. Pero, para sorpresa de todos, años después apareció el presunto difunto, que estaba vivo. La trama estaba basada en unos hechos reales que ocurrieron a principios del siglo XX.

El filme iba a estrenarse en 1979, pero fue prohibida su exhibición y fue secuestrada durante largo tiempo por la autoridad militar que, incluso, pretendía llevar a un proceso militar a Pilar Miró por injurias a la Guardia Civil. Fue un auténtico escándalo ya que, en esos momentos, la incipiente transición democrática estaba inmersa en el debate de las torturas a ETA y resultó muy inoportuna para el poder

Uno de los principales alicientes de ese documental es que explica el caso desde todos los puntos de vista posibles: los actores, el equipo de rodaje, críticos e historiadores e incluso algunos políticos.

Resulta sorprendente comprobar cómo parecía que el objetivo era Pilar Miró, una mujer, y de izquierdas que rodó el filme como un encargo. Sin embargo nadie cuestionó judicialmente a su impulsor, el empresario y productor Alfredo Matas. Era como una especie de escarmiento machista contra ella.

Es curioso que el director, un experto en filmes de terror, haya conseguido su película más aterradora con este documental que da más miedo que las de ficción.

También tiene momentos emocionantes como las declaraciones de Diego Galán, el director del festival de San Sebastián recientemente fallecido. Conmueve ya su simple presencia pero sobre todo cuando explica las reacciones de las madres de la Plaza de Mayo argentina frente al filme.

Habla sobre los límites de la libertad de expresión y cómo convirtieron la película en un fenómeno de taquilla al prohibirla al mismo tiempo que Miró se transformaba en un símbolo, pero sufrió tanto que le afectó toda su vida.

La película acaba con un tema interpretado por Rosa León, una cantante muy importante durante este periodo histórico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s