LETO

leto-cartel-8393

****

El ruso Kirill Serebrennikov (Traición) dirige al cantante Roman Bilyk, Teo Yoo e Irina Starshenbaum (Attraction) en este drama musical en blanco y negro.

En el Leningrado de los años 80, un grupo de rock ruso entusiasma a la juventud. Su líder conoce casualmente a un prometedor cantautor que ha formado un grupo con un amigo y decide ayudarles a triunfar. Pero también se establece un triángulo amoroso entre la pareja del artista veterano y su joven promesa.

Es un retrato de las dificultades de los rockeros en la Unión Soviética. Las autoridades consideran que la música debe tener un rol social positivo, por lo que son permitidos, pero también aceptados a disgusto, ya que lo consideran la música del enemigo, los EEUU.

Resulta curioso ver sus conciertos, en los que el público debe permanecer sentado, no pueden exhibirse pancartas y está constantemente vigilado para que nadie se pasara de la raya.

Los rockeros son un poco unos hippies tardíos que huyen siempre que pueden a la playa para beber y cantar junto al mar. Entienden en el rock como una revolución, es liberador aunque no siempre pueden hacer lo que quieren.

Un cineasta rueda un documental sobre ellos, las únicas imágenes en color que veremos.

Lo más original son una especie de videoclips que van apareciendo (Psycho Killer de los Talking Heads, The passenger de Iggy Pop o Perfect day, de Lou Reed), en los que las canciones son interpretadas por los actores, pero también por la gente que les rodea y en los que se superponen efectos como si fuera un cómic.

Muchos de ellos son, en realidad, escenas oníricas que alguien nos advierte al final “Esto no pasó en realidad”.

Abundan las referencias a músicos de la época como Bowie, Blondie, los Stones, T-Rex o Velvet Underground y resulta muy curiosa una escena en la que los protagonistas intentan reproducir las portadas de famosos discos.

Muestra cómo evoluciona una canción desde los estribillos hasta el ritmo que quiere dársele (rock, punk, melódico, etc.), el intercambio de ideas entre artistas, cómo se graba un disco o la dificultad para lograr álbumes extranjeros que son considerados como un valioso tesoro.

El filme está basado en personajes reales (el grupo Zoopark y Viktor Tsoi y las estupendas canciones de su banda sonora son las de esas bandas originales.

El título, Leto, se traduce como Verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s