TIEMPO DESPUES

tiempo_despues-cartel-8361

***

José Luis Cuerda (El bosque animado, La lengua de las mariposas) dirige esta comedia alocada. El reparto reúne a muchos de los grandes actores contemporáneos como Roberto Álamo, Blanca Suárez, Antonio de la Torre, pero sobre todo cómicos como Joaquín Reyes, Berto Romero, Carlos Areces, Raúl Cimas, Arturo Valls, Eva Hache o Andreu Buenafuente. Algunos de ellos tiene poco papel y hacen cameos.

En el año 9177, la humanidad vive en un único edificio en el que cada uno tiene una habitación que es su negocio bien sea una barbería o un bar. Los parados viven a sus pies en un refugio al aire libre donde sus condiciones son bastante malas. Uno de ellos se empeña en subir a los pisos para vender limonada, lo que creará un conflicto sin precedentes y un gran enredo.

Está planteada como una especie de continuación de Amanece que no es poco, más en espíritu que en argumento, ya que es tan surrealista como la primera, combinando frases muy cultas en ambientes muy dispares y es muy coral. Pero ni los personajes ni el entorno tienen nada que ver.

Los fondos de los escenarios (muchos de ellos representan al famoso Monument Valley donde John Ford rodó muchos wésterns) resultan muy falsos, tanto que debe ser un recurso deliberado.

Hay una pareja de la Guardia Civil que patrulla para que todo esté en orden. Está formada por Miguel Ángel Rellán, el único que repite del reparto original, y un escocés con su falda y todo. También hay un rey caprichoso y un montón de funcionarios muy burocráticos.

De entrada, en muchos momentos puede parecer una tontería, pero a medida que avanza la acción se convierte en una parodia, con mucho más sentido de lo que parece, de la guerra entre clases sociales.

Es una metáfora social cuya lectura acaba siendo la misma del Gatopardo de Lampedusa: “Algo debe cambiar para que todo siga igual”.

Es surrealista, absurda y muy disparatada, lo que provoca reacciones muy dispares. Hay gente que la adora y otra que la odia. Y es que es un perro verde, un producto tan marciano que es lógica la división de opiniones.

Ha sido posible gracias a la implicación económica de algunos humoristas que adoran a Cuerda como Andreu Buenafuente o Arturo Valls, que también son productores del filme.

En los créditos finales suena una canción del mismísimo Joaquín Sabina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s