COLETTE

colette-cartel-8430

***

El británico Wash Westmoreland (Quinceañera, Siempre Alice) dirige en solitario (tras la muerte de su compañero Richard Glatzer) este drama biográfico protagonizado por Keira Knightley, Dominic West (el último Tomb Raider) y Denis Gough.

A finales del siglo XIX, una joven que ha vivido siempre en un entorno rural se casa con un hombre de mediana edad y se van a vivir a París donde él es muy popular. Al descubrir el talento de su esposa decide publicar con su nombre las novelitas que ella escribe en torno a un personaje, Claudine que se convertirá en un fenómeno.

Es muy british, muy clásica, en la que no desentona nada y tanto la fotografía como la música son deliciosas.

Resulta curioso cómo están llegando últimamente a la cartelera varias películas sobre maridos que se apropian del trabajo de sus mujeres como Big eyes.

Lo más chocante del filme es ver cómo escriben una carta o una novela en francés, pero a la hora de leerla lo hacen en inglés (idioma en el que está rodada).

Sorprende también la relación abierta que mantiene este matrimonio, ya que tanto ella como él son infieles sin esconderse, él va teniendo amantes mientras que ella descubre su bisexualidad.

Es premonitorio como el éxito del personaje de Claudine provoca toda una línea de objetos dedicados a ella, desde peinados, vestidos, jabones o caramelos. Algo muy habitual ahora pero mucho menos en aquella época.

Cuando se descubre el pastel nadie se extraña demasiado, ya que el personaje de Claudine destapa muchos deseos femeninos (sería una especie de 50 sombras de Grey de principios del siglo XX) en el que ella volcaba muchas de sus experiencias combinadas con elementos de ficción.

Atención al look de la aristócrata de la que se enamora, que parece inspirada en la presentadora televisiva norteamericana Ellen DeGeneres.

Es el retrato de una mujer valiente, arriesgada que quiso hacer su propio camino frente al inmovilismo social y que se avanzó varias décadas a su época.

Como viene siendo de costumbre, en los créditos finales se muestran imágenes de la Colette real, mucho menos estilizada que Knightley, aunque extraña un poco que no se citen obras suyas como Chéri o Gigi que fueron posteriormente llevadas al cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s