FIRST MAN (EL PRIMER HOMBRE)

first_man-cartel-8257

***

El director Damian Chazelle, el músico Justin Hurwitz y el actor Ryan Gosling, artífices de La La Land vuelven a reunirse en este drama biográfico sobre la vida del astronauta Neil Armstrong. Completan el reparto Claire Foy (la reina Elizabeth II en la serie The crown) y Jason Clarke (El escándalo Ted Kennedy, El amanecer del planeta de los simios). Produce Steven Spielberg.

En los años 60, Neil Armstrong queda marcado por el súbito fallecimiento de su hija pequeña  y se refugia en su trabajo. Consigue ingresar en la NASA donde se someterá a un duro entrenamiento para ser astronauta y llegará a ser el primer hombre en pisar la Luna.

Biografía más o menos tópica sobre este personaje que siempre parecía estar ausente. Destaca su gran inteligencia, sus conocimientos y su determinación a la hora de tomar decisiones.

Básicamente el único elemento que sorprende un poco es esa muerte infantil que nunca pudo superar y que le dejó una tristeza perenne.

Sigue el típico esquema de planteamiento, entrenamiento (lo montan en un artefacto que da vueltas en plan Port Aventura pero a lo bestia) para después centrarse en sus misiones espaciales.

Pese a lo que pueda parecer, el tramo correspondiente al viaje a la Luna tan solo ocupa la última media hora de sus 135 minutos.

Las escenas del espacio exterior son hermosas pero no aportan nada nuevo como si hicieron hace poco tanto Gravity como Interstellar y, en alguna ocasión, también van acompañadas de un vals (como en 2001: una odisea del espacio). La partitura de Hurwitz, eso sí, es inspiradora.

Por cierto, que en una secuencia hablan de que Armstrong toca el piano pero no llega a hacerlo desaprovechan la oportunidad de contentar a los fans de La La Land.

El filme hace mucho hincapié en la importancia que tenía que el viaje tuviera éxito ya que venían de varias misiones espaciales fracasadas y podría haber supuesto la cancelación de las futuras investigaciones. ¿A ver si iba a tener razón la teoría conspiratoria de que todo fue un montaje rodado en un estudio?

Creo que el filme debería haber tenido más alicientes, ya que todos sabemos cómo acabará y la intriga es, lógicamente, inexistente.

Otros temas colaterales que aborda son la pugna con los rusos por la carrera espacial y el homenaje a J. F. Kennedy que fue quien apostó más fuertemente por la conquista del espacio.

Uno de los dos astronautas que le acompañaban Mike Collins está interpretado por Lukas Haas, el que fuera el niño de Único testigo.

Usa con eficacia en algunos momentos el silencio y como suele ocurrir en este tipo de filmes abusa de los términos científicos que aburren al espectador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s