EL ESCÁNDALO TED KENNEDY

el_escandalo_ted_kennedy-cartel-8339

***

John Curran (El velo pintado, El viaje de tu vida) dirige este drama político protagonizado por Jason Clarke (El amanecer del planeta de los simios, La noche más oscura), Kate Mara (Cuatro fantásticos, la periodista de House of cards) y Ed Helms (Resacón en Las Vegas).

El senador Ted Kennedy lleva una carrera política ascendente y apunta a ser el próximo presidente estadounidense siguiendo los pasos de sus hermanos. Pero todo cambia cuando sufre un accidente automovilístico en el que fallece una joven y duda en cómo actuar.

Es una radiografía paso a paso de esos días que acabaron con la prometedora carrera del político, al que muestra como un ser desconcertado que no sabe cómo reaccionar y suele equivocarse en sus decisiones.

También es un poco víctima de las expectativas que había sobre él y muestra cómo estaba muy marcado por las muertes de sus tres hermanos (el primero en accidente de aviación y los otros dos, presidentes asesinados). Sentía que tenía que estar a la altura de la historia familiar y le pesó demasiado.

Destaca la amenazante presencia del veterano Bruce Dern (Nebraska, Django desencadenado), el patriarca de la familia que consigue ponerte nervioso casi sin palabras.

El filme, un retrato amargo, cambia de tono cuando aparecen los asesores de su campaña, un gabinete de crisis que proponen todo tipo de soluciones y estrategias para salir del paso y casi se convierte en una comedia. Podría titularse “Salvad al soldado Kennedy”.

Muestra el sufrimiento y remordimientos del político, que tiene frecuentes pesadillas con lo ocurrido y que piensa que su entorno lucha más por su apellido que por él. Lo pinta como un tipo blando, muy influenciable que se deja manipular.

El título original ni siquiera menciona su nombre, ya que se titula Chappaquiddick, como el lugar donde ocurrieron los hechos.

El suceso coincidió en el tiempo con la llegada del hombre a la Luna, un hecho histórico muy oportuno, ya que contribuyó a tapar un poco el accidente.

El mensaje que obtenemos al final es que la verdad no resulta tan importante como las apariencias y lo que nos consiguen hacer creer.

Atención a la escena (hacia el final) en la que se nos muestran una reveladoras encuestas a pie de calle (presuntamente reales) sobre lo que pensaba la gente de Kennedy tras lo ocurrido.

Este suceso ya dio mucho que hablar y fue objeto de múltiples especulaciones en su época, incluso fue abordado en clave de ficción en la reivindicable Impacto (Blow out), de Brian de Palma con John Travolta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s