EL HOMBRE QUE MATÓ A DON QUIJOTE

el_hombre_que_mato_a_don_quijote-cartel-8174

**

El Monty Python Terry Gilliam dirige esta recreación de la novela de Cervantes protagonizada por Adam Driver (Paterson, Kylo Ren en la nueva saga galáctica), Jonathan Pryce (Brazil, el padre de Keira Knightley en Piratas del Caribe), la portuguesa Joana Ribeiro y Stellan Skarsgaard (El indomable Will Hunting, Borg McEnroe).

 

Un director norteamericano que se dedica a los anuncios está rodando en España cuando tropieza copia de una versión de Don Quijote que filmó en su juventud con habitantes del pueblo. Intenta saber qué fue de aquellos vecinos y descubre que el zapatero que escogió para interpretar al hidalgo cree que es el personaje.

 

Es una fantasía, una versión libre de la obra cervantina de un tema que apasiona a este cineasta: los límites entre la locura y la cordura, ya presente en filmes como El rey pescador o Doce monos.

 

Es una película maldita que ha sufrido todo tipo de vicisitudes. El proyecto data de 1989 pero Gilliam no puedo empezar a rodarlo hasta el año 2000. Diversos problemas frenaron la filmación y de ello es buena prueba el documental Lost in La Mancha. Cuando ya estaba prevista su presentación en Cannes, el productor portugués quiso impedir la proyección por violar sus derechos sobre la obra.

 

Todo ello lo reconoce el director con un rótulo al inicio del filme: “Tras 25 años de hacer y deshacer finalmente… “

 

Es un juego de espejos, una película de cine dentro del cine y trata a los productores de una forma despiadada, la verdad es que se lo han hecho pasar muy mal a lo largo de su carrera y se lo debía.

 

Los fragmentos del filme rodado en su juventud son mostrados en blanco y negro.

 

No puede evitar los tópicos españoles como el flamenco o la semana santa y no resulta creíble el torpe castellano y el excelente inglés de un humilde zapatero manchego.

 

Incluye a varios actores españoles en el reparto, pero todos en papeles secundarios: Óscar Jaenada, Sergi López, Rossy de Palma o Jordi Mollà.

 

Arranca bien, pero se hace algo pesada y el tramo final resulta bastante flojo, además de incluir personajes ridículos como el de la novia del jefe (Olga Kurylenko).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s