READY PLAYER ONE

ready_player_one-cartel-8075m

****

Steven Spielberg dirige esta cinta futurista protagonizada por Tye Sheridan (Mud, Joe y Cíclope en la nueva saga de X-Men), Olivia Cooke (Yo, él y Raquel y vista en La señal), Mark Rylance (que ya trabajó con Spielberg en El puente de los espías y Mi amigo, el gigante) y Simon Pegg (Arma fatal y en el papel más cómico de Misión Imposible y Star Trek).

En un futuro cercano, la gente vive en condiciones míseras y se refugia en un universo paralelo, Oasis, compuesto por múltiples juegos. Su creador fallece y reta a la gente a superar tres pruebas y el ganador será su heredero. Un grupo de jóvenes rebeldes intentan lograrlo pero sus pasos serán seguidos por una potente corporación que pretende quedarse el negocio.

Es un impresionante ejercicio de nostalgia de los 80 a través de incontables referencias a videojuegos, películas y canciones de la época. Desde el DeLorean de Regreso al futuro a toda una escena ambientada en el hotel de El resplandor pasando por El gigante de hierro y otros múltiples detalles. Habría que verla a cámara lenta para poder encontrarlos casi todos.

Por decisión del propio Spielberg ha intentado limitar al máximo las referencias a sus propias películas e incluir las máximas posible de Warner (como El gigante de hierro), coproductora del filme.

Quienes no hayan vivido esos años también encontrarán suficiente entretenimiento.

Visualmente es deslumbrante desde una atmósfera en tonos pálidos a lo Minority report a la estética de los videojuegos.

Contiene escenas de acción muy impactantes como la carrera automovilística inicial.

Hay que advertir que, como Avatar, más de la mitad de la película es de animación.

Los chicos se conocen en ese mundo artificial, Oasis, por sus avatares, pero ignoran cómo son físicamente en la vida real, lo que puede dar lugar a muchas sorpresas.

Atención al insólito look de Mark Rylance, ganador del Oscar con Spielberg por El puente de los espías.

Pese a que su argumento parece banal, esconde una crítica brutal al consumismo.

La curiosidad: en ese mundo futuro, las pizzas las reparten los drones…

Dura dos horas veinte y solo al final se hace un poco larga…

Recupera muchos temas de los 80, pero se abre con el Jump de Van Halen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s