CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS

cincuenta_sombras_mas_oscuras-cartel-7324

*

James Foley (Hombres frente a frente, Glengarry Glen Ross, House of Cards) dirige la continuación de la novela de E. L. James protagonizada nuevamente por Dakota Johnson, Jamie Dornan y Marcia Gay Harden. Al reparto se une Kim Basinger.

 

Anastasia Steele acepta volver con Christian Grey tras hacerle firmar un nuevo contrato según el cual no habrá secretos entre ellos. Su relación va sobre ruedas, pero el pasado del millonario se interpondrá en la pareja.

 

En términos generales, sigue el mismo tono que la anterior pero me resultó mucho más divertida que la primera (por su acumulación de momentos absurdos). Quizás su director, mucho más experto y serio que la directora de la primera parte, se dio cuenta de la barbaridad de su trama y decidió tomársela a cachondeo. ¿Comedia voluntaria o involuntaria?

 

Vamos por partes. Al principio, la pareja está separada pero él le insiste en que vuelvan a salir juntos. Nunca en la historia de la humanidad una mujer se resistió tan poco, casi se lo pide ella…

 

Anastasia sigue siendo una pavisosa morbosilla y él cada vez va más de sobrado. Ninguna mujer que se precie aceptaría lo posesivo y machista que es él. Por la mitad de lo que hace cualquiera (y no hablo de sexo) lo hubiera mandado a paseo. Ah! Claro!! Que es rico y guapo… Si fuera Donald Trump o no tuviera un dólar sería otra cosa…

 

La chica también consigue ascender en su trabajo. Por sus méritos… seguro! No influye que Grey sea el dueño de la empresa. ¡Qué va!

 

Su jefe en la editorial también le tira los tejos… ¿Qué le habrán visto a esta pánfila?

 

Otras pelis como Black Mass o Cegados por el sol nos han demostrado recientemente que Dakota Johnson no es una mala actriz, pero es que su personaje resulta delictivo.

 

A nivel de las escenas de sadomaso, esta vez descubre… las bolas chinas… Guau!!!

 

Sale (muy poquito) Kim Basinger y eso me hace recordar que, a su lado, Nueve semanas y media era casi una obra maestra y ya no os cuento Emmanuelle, que al menos era una mujer independiente de armas tomar y no una sumisa de manual.

 

Por cierto, en el tramo final hay un momento de intriga sobre uno de los protagonistas… ¿nos toman por imbéciles? ¿creen que no sabemos que hay una tercera parte?

 

Hay quien dice que lo mejor es la banda sonora de Danny Elfman. Lo siento, entre tanta balada de relleno ni la he percibido…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s