KUBO Y LAS DOS CUERDAS MÁGICAS

kubo_y_las_dos_cuerdas_magicas-cartel-7058

***

Travis Knight debuta como director en este filme animado por el sistema stop-motion de la productora Laika (El alucinante mundo de Norman, Los mundos de Coraline), películas en las que trabajó. De hecho, Knight es el presidente de la empresa e hijo del dueño de Nike.

 

Un niño tuerto vive junto a un acantilado con su madre con el recuerdo de su difunto padre, un valeroso samurái, y atemorizado por su malvado abuelo y sus tías. Para hacerles frente, el muchacho deberá encontrar una armadura mágica con la ayuda de dos amigos: una mona y un escarabajo guerrero.

 

Es un filme de aventuras dramático con aroma oriental, muy poético y con algunos detalles insólitos (por ejemplo, la importancia en la trama del origami, aquí conocido como papiroflexia) o propios de la cultura nipona (honrar siempre a los difuntos).

 

El humor está prácticamente ausente.

 

Tiene múltiples guiños cinéfilos. El guerrero se llama Janso, (¿Han Solo?), aparece una estatua enterrada en la arena que recuerda mucho a la estatua de la Libertad de El planeta de los simios.

 

Su principal problema es que la trama central no consigue enganchar por mucho que las imágenes sean muy bonitas y le reconozcamos su originalidad.

 

La versión en 3D no aporta gran cosa a la imagen. No vale la pena gastarse el dinero por verla en este sistema.

 

En los títulos de créditos suena una versión con tintes orientales del While my guitar gently weeps de George Harrison interpretada por Regina Spektor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s