10 AÑOS Y DIVORCIADA

10_anos_y_divorciada-cartel-7060m

****

La realizadora yemení Khadija Al Salami firma este drama protagonizado por Rana y Reham Mohamed y Adnan Alkhader.

 

En Yemen, una niña de 10 años aparece en un juzgado para pedir el divorcio de su marido. El juez escucha su conmovedora historia desde que fue obligada por sus padres a casarse con un hombre de 30 años y sufrió todo tipo de humillaciones.

 

El filme basado en un libro que relata un caso real. Pero es que, además, la propia directora también sufrió en sus carnes una situación parecida al ser obligada a casarse a los 11 años, se rebeló y consiguió divorciarse.

 

El título es algo ambiguo ya que puede parecer el de una comedia o el de una mujer que tras 10 años de matrimonio decide divorciarse.

 

Tiene momentos estupendos como la sorpresa de la niña, una campesina que nunca ha salido de su aldea, al descubrir la ciudad o cuando, pocas horas antes de casarse, lo único que quiere es jugar con una muñeca que habla.

 

Resulta terrible comprobar cómo de un día para otra debe dejar de jugar para empezar a trabajar en el campo, cuidar de la casa, hacer las tareas de su suegra y someterse a los deseos sexuales del marido,

 

Consigue que el espectador se meta en la piel de la pequeña y sufra con ella.

 

Evita mostrar en imágenes las escenas más duras, casi todas suceden fuera de campo.

 

Una de las decisiones argumentales más inteligentes es que la mayor parte de la película está tratada desde el punto de vista de la hija, pero el tramo final ofrece la visión del padre que, aunque no sea disculpable, parece más humana

 

La justificación masculina siempre es la misma, se basan en la fuerza de la tradición y el honor familiar. Creen que pueden hacer con sus hijas lo que quieran y no se dan cuenta de que han hecho algo malo.

 

Como otras películas que abordan el tema denuncian que la responsabilidad de que se produzcan situaciones así no solo es de los hombres, sino también de las mujeres (el ejemplo de la suegra) que lo permiten y lo aceptan.

 

Demuestra que, en el fondo, estas situaciones son consecuencia de la pobreza y la ignorancia.

 

La frase (dolorosa): “Con una jovencita la felicidad será infinita”.

 

Es una película muy interesante, bien escrita y realizada, pero adolece un poco de medios y los actores masculinos son muy flojos, lo que diluye algo el resultado final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s