UN DOCTOR EN LA CAMPIÑA

un_doctor_en_la_campina-cartel-6834

****

Thomas Lilti (Hipócrates) firma este drama protagonizado por François Cluzet (Pequeñas mentiras sin importancia, Intocable), Marianne Denicourt (Hipócrates) y Christophe Odent.

Un veterano médico rural recibe la noticia de que padece un tumor. Su doctor le pide que se tome la vida con calma y le envía a una compañera para que le ayude, pero él no ve con buenos ojos su llegada.

Una sensible radiografía del trabajo diario de un tipo de profesional del que no se habla pero cuyo esfuerzo es vital para la sociedad.

Al tratarse de un médico rural, ya que en la región hay muy pocos, debe compatibilizar la consulta con las visitas a domicilio y estar disponible las 24 horas. Todo ello provoca que, prácticamente, carezca de vida privada.

Su tarea le obliga no solo a curar sus cuerpos sino también sus almas, ya que son sus vecinos, les conoce de siempre y les ayuda en sus problemas cotidianos. Dice que su secreto para averiguar sus dolencias es dejar hablar a sus pacientes.

A diferencia de lo que pasaría en la mayoría de películas, la nueva doctora no es una jovencita atractiva, sino una cuarentona resultona y muy eficiente que debe adaptarse a un entorno muy distinto al que está acostumbrada.

El director de la película fue antes médico y, en su juventud, también trabajó en pequeños pueblos, experiencia que le sirvió para escribir este guion.

La secuencia: el doctor debe hacer un reconocimiento médico a su compañera en una escena de alto erotismo latente.

Es una oda a los médicos rurales que puede suponer una cura de humildad para los galenos más acomodados o una especie de recordatorio de lo que es más importante de su trabajo.

No es Hipócrates, pero explica un tema igual de interesante.

La curiosidad: el protagonista, François Cluzot, cada día se parece más físicamente a Dustin Hoffman.

Su título castellano se parece al original, pero se ha suavizado. Medecin de campagne, que podría traducirse como médico de campo o médico rural es menos amable o agradable que Un doctor en la campiña.

En los créditos suena Wild is the wind de Nina Simone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s