SPOTLIGHT

spotlight-cartel-6534

****

Tom McCarthy (Vías cruzadas, The visitor) dirige a Michael Keaton, Mark Ruffalo; Rachel McAdams, Liev Schreiber y Stanley Tucci en este drama periodístico basado en hechos reales.

 

En el año 2001, un equipo de periodistas de investigación denominado Spotlight que trabaja en el Boston Globe, a instancias de su nuevo editor, un judío, intenta destapar los abusos sexuales de algunos sacerdotes católicos y la responsabilidad del obispo de esta archidiócesis.

 

Un apasionante ejercicio sobre el periodismo de verdad, que hoy parece en vías de extinción, cómo cuatro reporteros dedican prácticamente un año para investigar un tema mas que polémico.

 

Puede recordar a Todos los hombres del presidente. Incluso su estilo es bastante parecido al de los años 70.

 

Defienden la independencia de la prensa respecto a los poderes pese a que su trabajo resulta complejo, ya que la mayoría de sus lectores son católicos y podrían ofenderse.

 

En ese sentido resulta esclarecedora una frase de uno de los personajes: “La Iglesia piensa en términos de siglos. ¿Su diario tendrá fondos suficientes para investigar?”.

 

Denuncia que no solo se trataba de abusos sexuales, sino también espirituales, ya que las víctimas eran familias humildes que veían al sacerdote como la reencarnación de Dios. Podían negarse a satisfacer a un hombre, pero no a Dios.

 

Carece de escenas escabrosas, aunque los periodistas exigen a las víctimas que detallen al máximo lo ocurrido para poder explicarlo con fidelidad. No basta solo con decir “abusó de mí”, deben concretar los hechos.

 

También analiza las consecuencias en la vida de los afectados, que nunca volvieron a ser iguales y a quienes les costó mucho superar el trauma (si lo consiguieron).

 

En el capítulo actoral brilla especialmente Mark Ruffalo y sorprende un Michael Keaton mucho más ajustado que de costumbre. Igualmente hay que fijarse en la espléndida voz de Liev Schreiber, el editor, marido en la vida real de Naomi Watts.

 

Aunque no se presenta como la favorita, ¡ojo! es la tapada de los Oscar.

 

Para interesados en el tema recomiendo el visionado del estremecedor documental Líbranos del mal donde, entre otras cosas, un sacerdote irlandés explica con total naturalidad los abusos que cometió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s