LA GALA DE LOS OSCARS 2015

LOS VENCEDORES

Finalmente, el esperado duelo entre Birdman y Boyhood se resolvió a favor de la primera, que obtuvo 4 Oscar (película, director, guion original y fotografía). El resto de premios estuvieron muy repartidos. El Gran Hotel Budapest también logró 4 premios, pero técnicos (vestuario, maquillaje, diseño de producción y banda sonora). La película independiente Whiplash consiguió un meritorio tercer puesto gracias a sus 3 estatuillas (Actor secundario –J.K. Simmons– , montaje y efectos de sonido).

Eddie Redmayne (La teoría del todo), Julianne Moore (Siempre Alice) y Patricia Arquette (Boyhood) fueron los otros actores vencedores.

-En otras categorías, Ida fue la mejor película extranjera, Big hero 6, la de animación, The imitation game debió conformarse con el mejor guion adaptado, mientras que el resto fueron para El francotirador (montaje de sonido), Interstellar (efectos visuales) y Selma (canción).

LA GALA

-Fue de las más aburridas de los últimos años. Neil Patrick Harris no fue el problema, sino un guion sin gracia alguna (o eso, o los traductores del Canal Plus no tuvieron su día). Sus mejores momentos fueron el número musical inicial (acompañado por Anna Kendrick y Jack Black), su aparición en calzoncillos en el escenario (en homenaje a Birdman) o su reivindicación de los figurantes que ocupan el asiento de los famosos cuando se ausentan.

-El decorado era muy elegante, luminoso y brillante, con multitud de Oscars y apariencia de la entrada de un cine.

-Noche de reivindicaciones: J. K. Simmons aconsejó llamar por teléfono a los padres en vez de enviar whatsapp; Patricia Arquette, la igualdad social y salarial de las mujeres; la presidenta de la Academia, la libertad de expresión; los cantantes Common y John Legend, la justicia para los negros; el guionista de The imitation game, el respeto a la homosexualidad y González Iñárritu, la dignidad para los emigrantes mexicanos. Para que luego digan que solo en los Goya se lanzan proclamas…

-Las canciones, por lo general, fueron de lo mejor de una gala demasiado sosa: Maroon 5 cantó el tema de Begin again con sentimiento, el momento más divertido fue la canción de La Lego película (me recordó mucho al Happy del año pasado) que acabó con los bailarines repartiendo Oscars hecho con piezas de Lego, el himno (más que canción) Glory, de Selma, pero el más estelar fue la interpretación (que sorprendió muy positivamente) de Lady Gaga cantando temas de Sonrisas y lágrimas y su abrazo con la veterana Julie Andrews.

Meryl Streep presentó el In Memoriam muy emocionada. No hubo casi aplausos entre un fallecido y otro, seguro que los asistentes recibían órdenes y acabó con una canción interpretada por una irreconocible Jennifer Hudson (la de Dreamgirls, más delgada que nunca, es realmente la Rosa de EEUU).

 

-El momento más escatológico: Iñárritu confesó que llevaba puestos los calzoncillos que utilizó Keaton en la película para que le dieran suerte. No hacía falta conocer ese detalle…

-El más faltón: Sean Penn puso suspense a la elección de mejor película y, antes de citarla, dijo: “¿Quién le ha dado a ese h. de p. (en referencia a Iñárritu) la tarjeta de residencia?”, y eso que había trabajado con él en 21 gramos.

EL ESTILISMO

-Llovió un poco, lo que provocó que en la entrada del Teatro los paraguas protegieran a los asistentes para que no se estropearan sus carísimos vestidos.

Eddie Redmayne apareció demasiado despeinado para ser un futuro ganador.

-Gratuita aparición de Dakota Johnson y mamá Melanie Griffith (más estirada que nunca, compitiendo con el retocadísimo John Travolta). Ninguna de ellas estaba nominada ni sus películas, pero las sombras han hecho mucho dinero y había que agradecérselo a alguien dejándole presentar un premio. Ambas se discutieron en la alfombra sobre si la mami vería la peli algún día.

-La más extravagante: por supuesto, Lady Gaga, con un vestido blanco con lentejuelas y unos guantes rojos de fregar enormes.

-La más escotada: Jennifer Lopez parecía repetir el modelo de los Globos de Oro con un nuevo escote.

-Elegantes: me gustaron Marion Cotillard, Rosamund Pike (de rojo, ¿una indirecta por Perdida?), Scarlett Johannson arriesgando con el verde oscuro, Viola Davis y Gwyneth Paltrow (de rosa con un floripondio).

-La it girl del cine Lupita N’yongo se puso un vestido compuesto casi únicamente por 6.000 perlas mientras que Julianne Moore llevaba cosidas 80.000 lentejuelas. ¿Alguien se paró a contarlas o solo era una campaña de publicidad?

-Hablando de cuentas, en la alfombra roja tanto Laura Dern como Reese Witherspoon destacaron el número de mujeres nominadas en esta edición. Otras que no saben contar. Según Laura eran 47 y según Reese 44. Me sonó mucho a que traían el discurso preparado de casa.

Felicity Jones llevaba un vestido bonito pero con una falda, para mi gusto demasiado ancha. No sabías si era una novia o intentaba disimular exceso de peso (lo dudo mucho, pero parecía más rellenita).

-La peor: la madre de Emma Stone, lo de la hija ya era arriesgado (un vestido verde claro con líneas que parecían ramas), pero su madre fue de abuela yayuna total.

Cate Blanchett: la quintaesencia de la elegancia, la más Grace Kelly de las galas me pareció excesivamente seria con un vestido negro con un collar azul y el pelo demasiado engominado.

Reese Whiterspoon parecía querer hacer un Uma Thurman con un maquillaje demasiado visible, curiosamente luego presentó el Oscar… al mejor maquillaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s